Ante ausencia de 4 senadores de CC, MAS logra 2/3 para tratar el ascenso en las FFAA

Sharing is caring!

Ante la ausencia de los senadores de Comunidad Ciudadana (CC) Andrea Barrientos, Daly Santa María, Javier Martínez (suplente de Nelly Gallo) y Rodrigo Paz, el Movimiento Al Socialismo (MAS) obtuvo la mañana de este jueves los dos tercios en la Cámara Alta para tratar los ascensos de las Fuerzas Armadas.

La transmisión del Senado muestra que a la hora de llamar lista antes de iniciar la sesión, Cecilia Requena, Barrientos, Santa María y Martínez no estaban en sala y llegaron luego de que se había instalado la sesión en reserva. La asamblea fue convocada con anterioridad para las 8:30, según Santa María, aunque en la convocatoria de la fecha se lee 9:00.

Paz pidió licencia, Requena informó más tarde a este medio que ingresó a la sesión, y el comunicador de la senadora Barrientos precisó que tenía licencia de dos horas, de manera que no llegó tarde. Ninguno de los parlamentarios del MAS faltó, por eso hubo el quórum correspondiente para instalar la sesión en reserva y tratar la designación del jefe embajador plenipotenciario a la Santa Sede y el ascenso del Alto Mando Militar.

«Tenemos tolerancia de media hora, incluso sin permiso podemos llegar media hora (atrasados). Viendo que eran las 8:15 mandé a hacer mi nota de solicitud de tolerancia de una hora. Llegué 9:20 y en esta sesión no tenía que tratarse la lista de ascensos militares. Los señores no tienen los dos tercios y para evitar eso cerraron las puertas y no nos dejaron entrar», declaró Santa María, en un video transmitido en vivo a las 10:00.

En las imágenes publicadas por la legisladora explica que, incluida ella, fueron tres senadores de oposición a los que supuestamente no dejaron ingresar.

«Somos tres senadores los que hemos quedado afuera, aquí el senador Javier Martínez, el senador Fernando Vaca y los sacaron a dos senadores de Comunidad Ciudadana, en total cinco», sostuvo la senadora.

En diciembre de la gestión pasada, el MAS intentó en dos ocasiones instalar la asamblea no pública para tratar los ascensos. A falta de un voto de la oposición no lograron su objetivo en dos oportunidades. 

Antes de ello, militares enviaron denuncias a opositores para indicar irregularidades en el proceso de ascensos y que no se respetó las listas que fueron aprobadas en 2019 por el Tribunal de Ascensos de las FFAA, las cuales cumplían con los requisitos establecidos por las normativas de la institución castrense.

En el informe de la Comisión de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas y Policía Boliviana, mediante resolución, se apunta a dejar de lado a las promociones de 1987 y 1988 y ascender a los graduados en 1989 y 1990 a los grados de generales, para nombrar la nuevo Alto Mando Militar.